South Europe, Spain
listas@juanquijano.es

Rompiendo los IOPS en Azure: nuevas series LsV2

Una de las cosas que más limitaban el uso de Azure en sus primeros tiempos, eran las IOPS (operaciones de entrada/salida por segundo) tanto de los servicios, como de las máquinas virtuales.

Hace poco José Ángel Fernández publicó en twitter el enlace al anuncio por parte de Joel Pelley de la disponibilidad general de las nuevas series de máquinas virtuales LsV2, orientadas al almacenamiento optimizado.

Las cuales, por fin, eliminan esta variable de la ecuación.

Rompiendo límites

TamañovCPUMemoria (GiB)Disco NVMeRendimiento de discos
NVMe (IOPS de lectura / MBps)
L8s_v28641 x 1,92 TB340 000 / 2000
L16s_v2161282 x 1,92 TB680 000 / 4500
L32s_v2322564 x 1,92 TB1 400 000 / 9000
L64s_v2645128 x 1,92 TB2 700 000 / 18 000
L80s_v28064010 x 1,92 TB3 400 000 / 22 000

El hardware sobre el que se plasma estas nuevas «bestias» es, primera sorpresa, un chip de AMD. Específicamente el chip AMD EPYC 7551, el cual incluye 32 núcleos que han sido acelerados hasta los 2.55Ghz.

No es el chip más novedoso del mercado, al ser presentado a mediados del 2017, pero fué el elegido por Microsoft Azure para establecer el primer acuerdo de colaboración de una Cloud pública con el fabricante AMD.

Lo más llamativo de estas nuevas máquinas es que rompen los límites conocidos de IOPS en Azure, al poder superar las 3.500.000 operaciones por segundo!!

Para ello utiliza como hardware de almacenamiento la revolucionaría tecnología de NVMe SSD, con su extraordinario salto en el rendimiento que supera de largo a los SATA SSD, y que puedo asignar hasta 10 en mi VM de la serie LsV2.

Eso sí, no estamos hablando de máquinas virtuales baratas. En su versión más «tocha», con 10 discos duros Premium SSD de 2Gb. cada uno, estaría hablando de casi 7.000€ al mes. Y eso que no estoy seguro si hay que dar de alta las unidades NVMe como Ultra SSD, que es el nuevo nivel de almacenamiento en Azure que aún está en preview.

El objetivo de este tipo de VM está diseñada para trabajos que requieran grandes anchos de banda y operaciones por segundo en la transferencia de datos en los dispositivos de almacenamiento; como es necesario en Big Data, bases de datos NoSQL (MongoDB, Cassandra o Redis), Data warehouse o grandes bases de datos relacionales.

Convirtiendo a esta serie en una alternativa real a las NAS y SAN físicas, que ofrecían números imbatibles hasta la fecha.

Espero que sea de utilidad.

Tags:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: